lunes, 13 de febrero de 2012

ELEVANDO NUESTRA FRECUENCIA Y CONTRIBUYENDO AL TODO por ROSA VENDRELL


Hace unos días asistí a un taller energético y lo comparé con regresar a la guardería después de haber pasado por la universidad, el master y empezar a trabajar. Me explico, los conceptos que se trataban en este taller eran básicos para mí porque eran cosas que aprendí hace mucho tiempo y después de ese primer aprendizaje han seguido muchos más. Y me pregunté por qué estaba ahí, mi Ser que responde rápidamente a mis preguntas me regalo unas cuantas buenas respuestas: una fue que era completar un círculo; otra que volver al inicio cuando has finalizado los estudios da una perspectiva nueva y diferente al proceso de aprendizaje; y la que considero más importante: recordar que en la base está la enseñanza que no hay que olvidar nunca. Disfruté y agradecí esta experiencia, ha sido un impulso y una liberación. Un par de días después abrí un nuevo espacio en mis actividades, "Espacio de Sanación: Recibiendo y Transmitiendo Energía" (podéis ver el contenido en mi web http://www.elamoreslarespuesta.es/.

La enseñanza básica que nunca hay que olvidar es mantener e incrementar nuestra vibración para que nuestra vida fluya fácilmente en la energía del amor. Y la clave para que esto ocurra es PRÁCTICA. En los primeros años de mi despertar consciente trabajaba todos los días con mucha intensidad, a medida que fui progresando y aprendiendo el trabajo se fue espaciando, no era necesario hacerlo del mismo modo. Y llegó el momento de transmitirlo. Con la entrada de otras personas y sus procesos de despertar el sistema de trabajo se fue modificando.

Ahora he regresado al origen para comprobar que mi base es sólida y recuperar una disciplina de práctica y trabajo que da los mejores frutos: sonreír, respirar conscientemente, autosanación, propósito y enfoque y actividad física son algunas de las cosas que nos facilitan mantener nuestra vibración alta.

Y ¿por qué mantener nuestra vibración alta y seguir incrementándola? Porque cuanto más alto vibramos más en contacto con la energía del amor estamos y más lejos del miedo. Vibrando en el amor sólo podemos construír vidas orientadas al bien común, al aprendizaje compartido y recibir cada nueva experiencia como una oportunidad de ir más allá, de crecer y mejorar.

En este momento de cambio planetario en el que la noticias y los acontecimientos mundiales son tan intensos, impactantes, desconcertantes y cargados de miedo es cuando más interés e intención hemos de aplicar en elevar nuestra frecuencia, de ese modo no sólo no nos afectarán negativamente los acontecimientos sino que influenciaremos positivamente en su resolución.

Ahora te invito a que regreses a tu propia guardería, a tu inicio, que revises tus bases y práctiques aquello que te hace feliz, que agranda tu corazón y hace brotar una sonrisa interior que se refleja en tus labios. Recuerda quien eres y agradece esta maravillosa oportunidad que es la experiencia vital.

Gracias.
En la energía del amor.
Rosa Vendrell.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario