jueves, 23 de febrero de 2012

IR A NUESTRO SIGUIENTE NIVEL por KAREN BERG

KCE
logo

Cuando nace un niño, nace en un día específico, una hora específica y un lugar específico. Y cuando respira por primera vez, existen ciertas energías cósmicas a su alrededor que lo gobernarán durante toda su vida. ¿Quiere decir que estamos atados a nuestras influencias astrológicas desde el nacimiento? La respuesta es no. No somos esclavos del universo. Este es un concepto kabbalístico importante. Las estrellas inclinan pero no obligan. En realidad, el objetivo de la espiritualidad es superar el comportamiento robótico natural que nuestro signo demanda, para que finalmente podamos alcanzar el potencial de nuestra alma.
Aún así, es mejor prevenir que lamentar. En otras palabras, es para nuestro beneficio el aprender acerca de cada mes y las herramientas que tiene disponibles para nosotros. ¿Por qué? Porque indiferentemente que seas Leo, Tauro o Escorpio, las alineaciones cósmicas durante cada mes tendrán una influencia en nuestra vida.
Por ende, esta semana, mientras le damos la bienvenida a la Luna Nueva de Piscis, es importante saber cómo podemos usar la energía de este mes para crecer.
Así que, ¿qué podemos esperar?
La palabra hebrea para el mes de Piscis es Adar, la cual proviene de la palabra idra, que quiere decir “columna vertebral”. Por consiguiente, no es sorpresa que una de las características de los piscianos es su falta de firmeza, por decirlo de alguna manera. Para los Piscis, puede ser mucho más cómodo eludir la realidad que lidiar con ella. Cuando surgen las dificultades en sus vidas, a menudo entierran su cabeza en la arena y dicen “Vaya, todo va de maravilla por acá”.
A su vez, Piscis es un signo de gran dualidad. Por un lado, los piscianos pueden ser completamente intuitivos, clarividentes y con capacidad de ocuparse de los demás. Por otra parte, como hemos mencionado, pueden desprenderse totalmente de la realidad cuando surgen las dificultades en sus vidas. En lugar de decir: “OK, esta es la situación, vamos hacia delante y hacia arriba”, ellos caen en la conciencia de víctima; un agujero del cual sabemos que es muy difícil salir. ¿Por qué es tan difícil? Porque, una vez que nos volvemos víctimas, en efecto estamos diciendo que la Luz del Creador no está dentro de nosotros, que la situación adversa que estamos enfrentando no es una prueba para ayudarnos a ser mejores de lo que somos hoy. Cuando somos víctimas, no vemos que todo en nuestra vida tiene que ocurrir como parte de un plan mayor, un proceso más amplio.





¿Qué quiere decir esto para todos nosotros en este mes? Bueno, para comenzar, podemos practicar la superación de nuestras tendencias piscianas limitantes, las cuales todos tenemos, sin importar qué signo. En lugar de huir de los aspectos incómodos de nuestra realidad, podemos acogerlos y dar pasos proactivos para cambiarnos a nosotros mismos si es necesario. También podemos resistir a la necesidad de caer en la conciencia de víctima y, en vez de ello, escoger estar preparados y aprender de nuestras dificultades. Recuerda, estamos en un período poderoso en el cual la distancia entre causa y efecto está cambiando. Hace años, podíamos realizar una acción que no regresaría a atormentarnos en 20 años. Hoy día, la línea entre causa y efecto es demasiado delgada. Casi pareciera que el tiempo mismo se estuviera moviendo; y lo está haciendo, pero a un paso diferente.
También necesitamos reconocer que, al igual que la naturaleza dual de los Piscis, existe una dualidad de conciencia en el mundo hoy en día. Los kabbalistas llaman a los dos extremos de esta polaridad Oy y Ashrei.
Oy es la conciencia indolente que consiste en sólo vivir sin tener o necesitar alguna razón. Es una conciencia que no acepta que todos y cada uno de nosotros es responsable del mañana. Oy es cuando la gente se dice a sí misma: “Bah, a quién le importa lo que esté ocurriendo del otro lado del mundo. No me afecta a mí” o “¿Qué pasa si miles de peces terminan muertos en las costas? Pagaré más por ellos. No es gran cosa”.
Por otra parte, la conciencia de Ashrei es una conciencia que reconoce la importancia de cada una de nuestras acciones y que puede cambiar al mundo al cambiarnos a nosotros mismos. Ashrei es cuando somos capaces de escuchar a otra persona, sonreír más y encontrar pequeñas formas de ocuparnos más de los demás y nuestro entorno.
Recuerda, según los kabbalistas, aquellos que realizan los mayores cambios en el mundo son aquellos de nosotros que tienen la mayor negatividad, las mayores vasijas. No es el tipo que va a casa, tiene su cerveza, ve televisión y se va a dormir. Sino más bien es el tipo que cada minuto de su vida está luchando por algo. Es el tipo que está ocupado, moviéndose, involucrado en la vida. La polaridad funciona en todo, y la polaridad este mes es tomar toda la negatividad que nos rodea, fortalecer nuestra voluntad y utilizarla para ir a nuestro próximo nivel.
En general, recordemos durante las próximas semanas que, cuando tomamos decisiones, el barco se puede tambalear durante un rato. Incluso puede tambalearse por unos meses hasta que se estabilice, porque esa es la energía que está disponible para nosotros ahora. Y es una buena energía porque la verdadera transformación personal ocurre cuando el barco es tambaleado. Cuando nos encontramos en un lugar placentero y estable, lo más probable es que no estemos creciendo. ¿Por qué? Porque el crecimiento sólo llega cuando necesitamos encontrar un lugar nuevo o una estrategia diferente para lidiar con nuestras circunstancias.
Durante la Luna Nueva, hagamos una lista de las cosas en nuestra vida que no hemos hecho; ¡y no me refiero a lavar el auto el domingo! Hablo acerca de todas las personas que no llamamos y todas las situaciones incómodas que necesitamos enfrentar. ¿Por qué? Porque nunca se sabe: tal

No hay comentarios:

Publicar un comentario